Filtros de aire MANN-FILTER

Aire limpio. Máxima confiabilidad.

Para lograr un óptimo rendimiento, los motores de combustión requieren la entrada de aire limpio. Si los contaminantes en el aire, como hollín o polvo, entran en la cámara de combustión, pueden provocar orificios en las cabezas de los cilindros, causando un desgaste prematuro del motor. La función de los componentes electrónicos situados entre la succión y la camára de combustión, puede ser reducida significativamente.  

Los filtros de aire MANN-FILTER  son el final del camino para todas las partículas de suciedad . No importa si se trata de polvo, polen, arena, hollín e incluso gotas de agua.

Gracias al alto grado de separación de suciedad y la alta estabilidad mecánica, los filtros MANN-FILTER retienen incluso las partículas más pequeñas del aire. Esto permite la composición óptima de la relación combustible-aire y asegura que el desempeño del motor sea óptimo.

Con el fin de garantizar el rendimiento, los filtros de aire deben ser revisados periódicamente; un filtro bloqueado impedirá el suministro de aire al motor. En consecuencia es posible que el combustible no pueda ser aprovechado completamente o que pueda ser desechado sin ser utilizado. Este es otro sello distintivo de los filtros de aire MANN-FILTER: Alta capacidad de retención del polvo que garantiza una completa fiabilidad en todo el intervalo de servicio.

Elementos de filtros de aire

La mejor innovación.

Elementos secundarios

Más vale prevenir que lamentar.